miércoles, 21 de abril de 2010

Indecopi, Cemex y “dumping” cementero

Sáb, 20/03/2010
La República
Humberto Campodónico

¿Saben por qué las importaciones de cemento de Latin American Trading (LAT) proveniente de la República Dominicana (RD) entran al Perú a precios más baratos que los de la industria local? Porque LAT, empresa del grupo mexicano CEMEX, los trae a precios de “dumping”, práctica condenada por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Eso es lo que concluyó, en marzo del 2009, el Informe de la Secretaría Técnica de la Comisión de Fiscalización del Indecopi (1), ante la demanda presentada por Cementos Lima en agosto del 2007 (ojo, que esto es antes de la rebaja de aranceles del DS 158 EF de octubre del 2007).

Después de un exhaustivo análisis sobre el precio en RD, dice Indecopi: “se obtuvo un valor normal de US$ 105,31 por TM de cemento Pórtland gris producido por Cemex” (Párrafo 71). ¿Y a qué precio lo declaraba LAT en el Perú? Después de aplicar la fórmula correspondiente (prevista en el Acuerdo Anti Dumping de la OMC), Indecopi dice: “la diferencia entre el valor normal y el precio de exportación es US$ 55,3/TM, mientras que el margen de dumping es de 110,5%” (Párrafo 75).

Resumiendo: LAT vende el cemento en US$ 105/TM en la RD y en el Perú lo declara en Aduanas a US$ 50/TM (105 – 55). Eso es “dumping”, que quiere decir que se vende un producto en el extranjero a un precio más barato que lo que cuesta producirlo porque se desea “capturar” una participación importante en ese mercado y, si fuera posible, apoderarse de todo el mercado, lo que pasa por quebrar a la competencia local. Ojo otra vez, LAT vende su cemento en el Perú al mismo precio que los productores locales, lo que quiere decir que el consumidor no tiene ningún beneficio con el “dumping”.

Pero hay más. Dice Indecopi: “Debe destacarse que Cemex no ha negado la práctica de dumping en las exportaciones de cemento Pórtland gris al Perú, sino que ha centrado su defensa en sostener que ésta no ha generado daño o amenaza de daño a la Rama de Producción Nacional, RPN)” (Párrafo 77). Está probado, entonces (hay hasta confesión de parte), que Cemex practica el “dumping” con las importaciones de cemento.

Lo curioso, por decir lo menos, es que la Comisión de Fiscalización de Indecopi consideró que no correspondía aplicarle los derechos “antidumping” a Cemex porque las importaciones solo afectan al 2% del mercado de cemento, motivo por el cual “no hay daño a la RPN ni, tampoco, amenaza de daño futuro” (afirman que la posibilidad futura de Cemex de aumentar en gran escala sus exportaciones al Perú es inexistente).

Aquí la cosa se pone grave. Puede ser que no haya daño a la industria local de cemento, pero ¿qué me dicen del ingreso por aranceles que recauda SUNAT? Si el importador está haciendo “dumping”, el fisco recaudará menos porque se está declarando una cantidad menor. ¿Eso no está penado?

Y la cosa empeora cuando, encima del “dumping”, el MEF le rebaja los aranceles al cemento del 12% al 0%. Lo que da como resultado que Cemex-LAT no solo tiene precios antidumping, sino que ahora paga cero soles por aranceles. ¡Qué bonito negocio!

Conclusión: Cemex trae el cemento al Perú a precios de “dumping”. Lo que quiere decir que si un privado cualquiera (no LAT) quiere traer cemento desde la RD lo va a comprar allá casi al mismo precio que aquí, lo que elimina que los “Techo Propio” se junten para importar cemento directamente y ahorren dinero, como ha dicho un economista que no es nada riguroso con sus análisis y escribe “a la ligera”.

Lo malo es que se le consiente el “dumping” a Cemex, con lo que Sunat recauda menores tributos. Y la piedra de la torta la pone el MEF que, encima le reduce el arancel a 0%. Cosas de la “libre competencia”, los precios “de mercado” y el modelo neoliberal.

¿Qué les parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada